Es posible uno de los juegos más esperados de este año. Bioshock Infinite estaba previsto para que saliera el próximo otoño pero según hemos sabido por la desarrolladora Take Two y por su creador Ken Levine, el juego será retrasado hasta febrero del año que viene. En palabras de Levine:

«Cuando anunciamos la fecha de salida para Bioshock Infinite  en Marzo, nos sentíamosbastante seguros sobre el tiempo. Desde entonces, hemos revelado oportunidades para hacer Infinite algo más extraordinario aun. Por eso, para dar a nuestro talentoso equipo el tiempo que necesitan para entregar el mejor Infinite posible, hemos decidido mover la fecha de salida a Febrero.»

Así que ya sabéis chicos, tendremos que esperar unos cuantos meses más para poder disfrutar de este juegazo. Y sinceramente no me preocupa, pues si el señor Levine cree que necesita más tiempo, tiempo es lo que tenemos que darle. Ya hemos tenido otros ejemplos en los que esperar un poco más hizo que nso dieran un juegazo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.