En unas de esas rabietas típicas que nos dan a los gamers (algunas, reconozcámoslo, muy tontas), la portada que se mostró en su momento de Bioshock Infinite fue muy criticada.

Ken Levine y los suyos se disculparon y justificaron (algo que no pienso que tuvieran que hacer) y dejaron una serie de artworks para que los usuarios pudieran votar que portada les gustaba más.

La elección ya está hecha y aquí os dejamos la nueva portada. Es una portada muy bonita, pero sinceramente pienso que quejarse tanto por algo tan simple como el packaging (y creedme soy de los que atesoran los juegos físicos) era un poco excesivo.

Vía Kotaku

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.