Que bien me cae el señor Ken Levine. Solo hace poco más de un mes que salió a mercado su última obra, Bioshock Infinite y ya está trabajando en algo totalmente nuevo.

Según ha comentado sus influencias son Mad Men, la famosa serie de televisión sobre una agencia publicitaria en los 60, y los hermanos Coen, famosos directores de cine (No es país para viejos, Muerte entre las Flores, Fargo…podría seguir así un rato).

Ya me estoy frotando las patitas.

Vía VG24/7

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.