Rara vez podemos ver un juego occidental teniendo gran éxito comercial en Japón. Pero los chicos de Naughty Dog lo han conseguido.

Es fácil de comprender que las diferencias culturales entre Japón y Europa/America hace que sigue existiendo cierto etnocentrismo videojuegil. Aunque suele encontrar más tolerancia aquí con juegos japoneses que en Japón con los juegos occidentales.

The Last of Us  ha conseguido sin embargo romper la racha de superventas de varios juegos de 3DS y alzarse hasta los primeros puestos de los más vendidos. De hecho en su primera semana superó las 100.000 copias puestas en la calle, lo que no está nada mal.

Vía Destructoid

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.