Como mucho sabréis Patrice Désilets estaba envuelto en el desarrollo de 1666. La preproducción del juego comenzó en su etapa como fundador de THQ Montreal, que posteriormente fue comprado por Ubisoft. Meses después el desarrollador fue supuestamente despedido, y 1666 quedó en suspensión. Actualmente Désilets está luchando por recuperar su juego.

Según ha comentado también en  reciente entrevista con Gamereactor, su nuevo juego iba a ser el “nuevo Assasssin’s Creed”, posiblemente refiriéndose con ello a que sería una nueva gran IP. Désilets comenta que se iba a alejar de la formula de AC, y que tampoco sería un shooter, sino algo diferente.

El juego estaría ambientado en Amsterdam en dicha época y tenía una clara influencia de un cuadro de Rembrandt, “El filosofo”.

¿Llegaremos a ver el juego alguna vez?

Vía VG24/7

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.