Extraño movimiento el de Microsoft. Es cierto que durante la pasada generación la saga de juegos creada por Epic, Gears of War, se había convertido en sinónimo de Xbox, y era su exclusiva más potente, sin contar Halo. También es cierto que la saga ha ido perdiendo su frescura de forma alarmante, mientras que otras como la mencionada Halo si mantenía el tipo.

Por eso me sorprende enterarme que Microsoft ha comprado la IP de Gears a sus legítimos dueños, Epic, lo cual asegura que tendremos nuevo juego para Xbox One. No solo eso sino que además estará implicado uno de los antiguos directores de Epic, Rod Fergusson.

El estudio encargo del desarrollo de una nueva entrega será Black Tusk Studio, sello perteneciente a Microsoft y que el pasado E3 dejaba ver un teaser de una nueva IP. Claro que ahora con la saga Gears en sus manos tendrán que centrarse más en esta, que en dicha nueva IP (muy mal Microsoft, MUY mal).

Por otro lado Epic ha asegurado que no han dejado de hacer juegos, ni nada por el estilo, y de hecho tienen varios proyectos en desarrollo, entre ellos el esperadísimo Fortnite, que con tanto Rust y demás juegos con crafteo, creo que se está retrasando demasiado y puede que no tenga tanta graca cuando salga.

En fin, espero equivocarme en todo y que tengamos en un nuevo y molón Gears of War, así como un buen Fortnite, y una buena nueva IP de parte de Black Tusk…algún día.

Vía Kotaku / 2 / Destructoid / 2

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.