Ya podemos respirar tranquilas. Tras unos meses sin saber cual sería el futuro de Atlus, posiblemente una de las mejores compañías japonesas de videojuegos del momento, la marea se ha calmado.
Esta mañana nos hemos despertado con la noticia de que Sega Sammy Holdings finalmente ha sido la que ha adquirido las operaciones de Index, transformándola en la Sega Dream Corporation. En estas operaciones se incluye Atlus.

Se estima que el trato, que aun tiene que cerrarse en noviembre, ha costado unos 14 billones de yenes, unos 140 millones de dólares. Un precio muy razonable considerando la cantidad de IPs de éxito (por lo menos en Japón) que ahora posee Sega.

Sega, por favor, se buena, no jodas con la saga Megaten.

Vía Kotaku / Gematsu / VG24/7

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.