Ryse: Son of Rome, nos pone en el papel del general Marius Titus, el cual tendremos que controlar para hacer frente a la invasión bárbara en plena Roma y poder vengar la muerte de su familia mediante sangrientos combates en una Roma perfectamente recreada gracias al potencial de Xbox One, en la que podremos apreciar mínimos detalles durante el periódo del Imperio Romano dirigiendo nuestras tropas contra los bárbaros.

Desde el norte de Britania hasta el Coliseo romano nos llevarán las aventuras de Marius Titus, pasando por entornos totalmente cambiantes y dinámicos en los que disfrutaremos de las brutales escenas de guerra perfectamente recreadas, en las que podremos sentir con la misma intensidad que sintieron en aquella época.

 

A parte del realista hilo argumental de la historia en la que nos embarcaremos,  Ryse: Son of Rome cuenta con un modo multijugador basado en los épicos combates viscerales de la época recreados en el coliseo romano. En el que tendremos que ir superando los diversos ataques de los oponentes que se nos vayan interponiendo en nuestro camino para ser el mejor gladiador de la historia y aclamen nuestro nombre desde las gradas.

SmartGlass y Kinect también toman un importante papel en Ryse:Son of Rome, puesto que interactuando con ellos podemos capturar imágenes de nuestros mejores momentos para compartir con nuestros amigos mediante nuestra tablet SmartGlass con la función Game DVR o cambiar el rumbo de la batalla gracias a los comandos de voz usando Kinect para dar órdenes a tus tropas y así conseguir que tus soldados luchen mejor a tu lado.


Ryse: Son of Rome es el nuevo juego exclusivo de Xbox One que ha salido a la venta junto al lanzamiento de la nueva consola de Microsoft y el cual os recomendamos para estas navidades si queréis vivir una experiencia totalmente nueva con el potencial de la nueva generación.

 

Post patrocinado

1 Comment

  • Increíblemente real… juegazo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.