3DS

Published on Septiembre 1st, 2014 | by Alex

1

Análisis: Shovel Knight – Puro Amor a los 8 Bits

Títulos indie han existido prácticamente desde los inicios del videojuego, pero es cierto que en los últimos años gracias a grandes obras como Super Meat Boy, Braid o Fez, han llegado a calar en los corazones de los jugones. Algo que tienen en común muchos de estos títulos, y en concreto los mencionados, es una marcada sensación y fijación nostálgica por el pasado. El nuevo juego que sumar a esta tendencia es sin duda Shovel Knight.

La obra de Yacth Club Games ha demostrado un amor sin igual por la época de los 8 bits, y siendo más exactos al catálogo de la Nintendo NES, del que saca no pocas influencias: Super Mario Bros 3., Mega Man, DuckTales, Castlevania, The Legend of Zelda etc.. Lo genial no es solo poder ver todas esas referencias, sino que además hayan sabido combinarlas perfectamente y actualizarlas para que no choquen a día de hoy.

screen_14

Estas influencias se dejan ver en todo: el uso de pixel-art con una paleta de colores limitada, pero que no deja de ser muy bella en algunos momentos; mecánicas plataformeras a prueba de bombas; y una sensación de aventura que nos hará recordar nuestros añorados juegos de la infancia.

Shovel Knight nos cuenta la historia de este singular caballero armado con una pala, cuya compañera Shield Knight desapareció mientras ambos investigaban la Torre del Destino. Cuando tiempo después la malvada Hechicera reabre la Torre, Shovel Knight decide buscar de nuevo a su compañera pero para ello tendremos que enfrentarnos a la “Orden Sin Cuartel” compuesta por peculiares caballeros. Sin duda no es una historia original y recordará a cientos de títulos, sin embargo su escritura es bastante más interesante, muy divertida y “over-the-top” en un claro intento paródico de los clichés más típicos de los juegos de aquella era.

shovel-knight-screen-shot-2014-06-26-07-20-57-1

Aunque en un principio SK puede parecer un plataformas 2D al uso, Yatch Club Games ha decidido añadir todo tipo de mecánicas para hacerlo más rico y complejo. El salto “con bastón” a lo Ducktales será clave en la aventura, pero también contaremos con objetos y magias que usar, así como mejoras de nuestra armadura, arma, vida y maná que encontrar para llevar al caballero a su máximo potencial. Para ello tendremos que estar siempre atentos a todos los posibles pasajes secretos que encontrar y amasar una gran fortuna para adquirir todas esas mejoras.

Capture17

Las diferentes fases están genialmente diseñadas, con todo tipo de desafíos que sortear y todas ellas son muy diferentes, tanto desde el punto de vista estético como el de las mecánicas que propone, y nos obligarán a estar muy atentos y usar todo tipo de objetos y mecánicas aprendidas. Todas estas fases se estructuran en un mapeado a lo Super Mario 3 y podremos volver a ellas así como investigar pantallas de bonus y secretas, para conseguir más tesoros con los que comprar mejoras y aumentos.

Shovel-Knight-Gameplay-5

A lo largo de la aventura no solo nos enfrentaremos a los caballeros enemigos, sino que además habrá encuentros opcionales con personajes secundarios muy interesantes y que dotan de mayor riqueza al juego, tanto en el apartado artístico y visual como en su historia.

Shovel-Knight-Screenshot-18

Las mecánicas están totalmente depuradas, incluso existiendo el fastidioso salto hacia atrás si te golpean (que hará que muramos muchas veces). Sí, muchas son herederas de los clásicos “ochobiteros”, pero están perfeccionadas y actualizadas, que casi ni lo parecen, y la curva de dificultad está exquisitamente medida. Es una lástima sin embargo que los jefes finales sean tan increíblemente sencillos, incluso en el final del juego. Quizás el único punto negativo del título, sobretodo después del gran desafío que suponen algunas de las pantallas más tardías.

screen_12

Su apartado audiovisual es donde también vemos más claramente reflejadas las influencias del título, gracias a su pixel art que parece casi extraido de los primeros títulos de la saga Castlevania, y es donde más podremos apreciar el derroche de imaginación de Yatch Club Games a la hora de crear paisajes y personajes. Todo ello además sazonado con unas deliciosas melodías chiptune que se quedarán grabadas en tu cabeza como si de un clásico se tratara (sin ir más lejos, la compositora original de Mega Man, participó con dos canciones).

Shovel Knight es un título aparentemente sencillo, pero que poco a poco va agrandando y mostrando su complejidad. Es una carta de amor directa a la era de los 8 y 16 bits de la que recoge no pocos elementos pero siempre intentando hacerlo de forma sutil, o mejor dicho haciéndolos tan suyos como sea posible. Pero sobretodo, Shovel Knight es tremendamente divertido.
campFire

 

 

Análisis: Shovel Knight – Puro Amor a los 8 Bits Alex

Análisis: Shovel Knight

Gráficos/Arte
Música/Sonido
Jugabilidad
Historia

Summary: Un juego repleto de influencias de la era de los 8 bits, especialmente del catalogo de Nintendo. Mecánicas a prueba de bombas y mucha nostalgia.

4.5

Amor por los 8 Bits


Tags: ,


About the Author



One Response to Análisis: Shovel Knight – Puro Amor a los 8 Bits

  1. Pingback: Pixel Nerds | Otro modo de ver los videojuegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑